sábado, 30 de noviembre de 2019

Tiempo de Adviento


Hola chic@s:
Llega el tiempo de Adviento y todos decimos: "Maranatha, maranatha, Jesús", "Ven, ven Señor Jesús".
Aquí os dejamos un enlace a los recursos para trabajar en el aula -cliquea aquí- y dos calendario para imprimir.



domingo, 24 de noviembre de 2019

Medalla de la Virgen Milagrosa


Hola chic@s.
Un año más celebraremos esta semana la Medalla de la Virgen Milagrosa y la festividad de santa Catalina de Labouré, que sigue recordando a los jóvenes cuatro grandes consejos:

  1. Busca el sentido de tu vida más allá del ruido y del bullicio.
  2. Cuida la oración; es esencial para la vida cristiana: Venid al pie de este altar . Aquí las gracias serán concedidas.
  3. Ten compasión de los pobres y ayúdales.
  4. Ten una devoción sentida a la Santísima Virgen. Ella es nuestra guía y nuestra madre que nos guía siempre por buen camino.

Cliquea aquí para acceder a los recursos para trabajar en el aula.


jueves, 21 de noviembre de 2019

Trabajando las sensaciones



Escucha y escribe las sensaciones que te transmiten cada una de estas piezas musicales. 
Recuerda cuidar la expresión escrita: coherencia, caligrafía ortografía y presentación.


La cabalgata de las Valkirias de Richard Wagner.




Adagio en Sol Menor de Tomaso Albinoni.


Oh happy day de la película Sister Act 2.


Hallelujah interpretada por Jeff Buckley.



Il love to boogie de T. Rex de la película Billy Elliot.


BSO de la película "El último mohicano".


Sonidos de la Tierra de Mike Oldfield.


sábado, 12 de octubre de 2019

Domund 2019: "Bautizados y enviados"


Hola chic@s.
El próximo domingo celebramos el Domund 2019. 
Si cliqueáis en la imagen podréis ver el vídeo de este año y muchos más recursos para trabajar en clase esta jornada misionera tan importante.

domingo, 6 de octubre de 2019

Evangelio 27º T.O. "El Dios de las cosas pequeñas".



Este domingo Jesús nos enseña a descubrir las cosas pequeñas…
¡Sí! Pequeñas pero que si se hacen con fe y con amor se convierten en grandes acciones.
Un beso a mamá por la mañana; un brazo al amigo; una sonrisa a tu compañero de clase, animar al equipo contrario que va perdiendo en el partido de fútbol en el recreo… Son pequeños cosas, pequeños gestos pero que hacen mucho bien.
Escuchemos el evangelio y descubramos la fuerza que podemos tener cuando la fe nos acompaña.



Lc 17, 5-10

Un día los amigos de Jesús le dijeron: «Oye, Jesús, ¿puedes hacer que tengamos un poco más de fe?» Lo decían porque a veces ellos también tenían dudas, y preguntas, y no lo entendían todo.
Entonces Jesús les dijo: «Mirad, basta con un poco de fe. Si tuvierais fe como un granito de mostaza haríais cosas admirables. La semilla de mostaza es muy pequeña, y sin embargo da un árbol muy grande. Pues la fe es igual. Basta creer un poco y todo cambia».
También les dijo que la fe es obedecer a Dios, sin presumir por ello ni exigir nada. Decía: «Es como un trabajador. Hace su trabajo, y no espera que le estén aplaudiendo por ello, porque es su trabajo. Pues vosotros igual. Cuando hagáis lo que yo os digo, no es para que os aplauda. Es porque es lo mejor para vosotros».

¿Qué sueños ha puesto Dios dentro de tu corazón?


sábado, 28 de septiembre de 2019

Evangelio 26 T.O. Cruzando puentes


Hola de nuevo chic@s:
El evangelio de hoy domingo es realmente interesante y muchos de nosotros nos podemos ver reflejados en él.

Jesús quiere que seamos ingenieros....
¡Sí! Ingenieros, de los que hacen buenos puentes para unir a las personas.

Pero lo mejor es que oigamos el evangelio. Seguro que entenderéis mejor lo que os quiero decir.

Lc 16, 19-31

Un día más, Jesús quiso enseñar algunas verdades a sus amigos, utilizando una historia. Les dijo: Había un hombre rico que comía grandes banquetes y vivía a cuerpo de rey. 

En la puerta de su casa había un hombre pobre, enfermo, y hambriento, llamado Lázaro. Pedía ayuda, pero no le daban ni las migajas. El mendigo murió y fue al cielo. El rico también murió, y fue al infierno. Y desde allí, mirando hacia lo lejos, vio a Lázaro en el cielo. Entonces le dijo: «Por favor, ayúdame».

Pero Abraham, que estaba en el cielo con el mendigo, le dijo: «¿No ves que tú ya lo tuviste todo en vida? ¿No te acuerdas de lo mal que estaba este hombre, y no le hiciste ni caso?» El rico se dio cuenta. Y se arrepintió de no haberle prestado más atención. Entonces dijo: «¿puedes, por lo menos, avisar a mis hermanos, para que no cometan el mismo error que yo?»
Abraham le dijo: «Pero si ya lo han oído mil veces».

El rico insistió: «Es que si se lo dice un muerto lo creerán».

Abraham le dijo: «Mira, todos saben ya lo que Dios quiere: que las personas cuiden unas de otras, que abran el corazón a los más pobres, y que compartan sus riquezas. Si no lo entienden, es porque no quieren».



Ahora escucha esta adaptación de la parábola del rico y el pobre Lázaro.
¿Qué diferencias puedes comentar a tus compañeros de clase?